buscar
Ver siguiente >>
<< Ver anterior

Cuando hablamos de un trabajo bien hecho nos referimos a los dos mundos en que como humanos nos desenvolvemos: nuestro mundo externo y nuestro mundo interno.

En el mundo externo tenemos el reconocimiento social, la retribución al esfuerzo, la obtención de satisfactores, es decir, aquello que obtenemos cuando los demás, no uno mismo, reconoce que lo que se ha hecho cumple con las expectativas de calidad.

En nuestro mundo interno tenemos la satisfacción intrínseca, la alegría por el resultado obtenido, el placer de la meta conseguida, es decir, todo aquello que obtenemos de nosotros mismos y que los demás no pueden darnos.

 
DSC_2220
DSC_2222
DSC_2223
 
 
Últimas entradas
Categorías